Archivo de la categoría: Noticias

LA FIGURA DEL TRABAJADOR SOCIAL EN EL TRASTORNO BIPOLAR

Categoría: Noticias

Los trabajadores sociales, aunque aún de forma poco conocida, tienen como ámbito de actuación el área de la salud mental.

La presencia de estos profesionales en este ámbito es muy relevante, puesto que algunas características y consecuencias propias de la enfermedad mental como pueden ser el aislamiento, la pérdida de autoestima y motivación, la dificultad de mantener y establecer relaciones sociales, el desconocimiento de la enfermedad y de recursos disponibles, el estigma y rechazo de la sociedad, etc. Pueden provocar situaciones de aislamiento y llevar a la exclusión social de las personas que conviven con el trastorno bipolar. El trabajo social incide en la normalización de la calidad de vida de la persona afectada, para que ésta, no interfiera de forma desmesurada ni negativa en sus relaciones más próximas.

La figura del trabajador social velará porque las personas afectadas puedan conocer todas las variables de la enfermedad y la situación que están atravesando. Además, tratará de generar capacidades psicosociales adecuadas en las personas para que puedan desarrollar sus actividades diarias de forma normalizada, aprovechando sus propios recursos y los que les ofrece la sociedad.

El profesional del trabajo social se ha convertido en una figura fundamental, ya que integrar las relaciones sociales y el ámbito social en la vida diaria y normalizada de las personas afectadas contribuye de una forma muy positiva a la mejoría e integración y puesta en marcha de la persona, es decir, es especialista en recursos y servicios sociales y en relaciones comunitarias. Dentro de estas relaciones, los familiares son de suma importancia para el curso de la enfermad y el trabajador social es un buen gestor y mediador entre familiares y afectados para conseguir que esta red relacional no se debilite y siga aportando de forma positiva al proceso.

El trabajador social en ABM tratará de orientar sus actuaciones en las siguientes áreas:

  • Familia. Orientar, asesorar, valorar necesidades, fortalezas y debilidades, vincularles al proceso de rehabilitación, información y ofrecimiento de recursos. Información sobre los grupos de actividades y terapias disponibles, terapia familia, etc.
  • Formación y empleo. Motivar al estudio y al empleo, orientando al itinerario más adecuado para las circunstancias de cada persona. Realizando talleres y sesiones orientadas a la inserción socio laboral.
  • Relaciones sociales. Creación o ampliación de red social de la persona que le permita su adecuada integración social.
  • Autonomía social. Orientar y enseñar a usar los recursos comunitarios, las prestaciones sociales y de apoyo. Que la persona sea capaz de resolver sus gestiones, de manejar su dinero, que tenga una vivienda digna, resuelva sus necesidades básicas (y otras no tan básicas), potenciando el asociacionismo y la vinculación a grupos de pertenencia.

Para la consecución de los objetivos marcados por las anteriores actividades es necesario desarrollar intervenciones a todos los niveles, tanto individuales, como familiares, grupales y comunitarias. Además, será importante realizar las actividades básicas del profesional del trabajo social como son las entrevistas, actividades de sensibilización y prevención, coordinación con los recursos disponibles, investigación, etc.

No podemos olvidar que la esencia del trabajo social es ser muy responsable con el trabajo y el entorno y tener una visión muy amplia y global que sea capaz de captar las necesidades y posibilidades de las personas y sus círculos sociales y por supuesto, ponerle mucha pasión a lo que hacemos. Sin olvidar que la beneficencia puede salir cara a la sociedad y no es una solución efectiva a medio y largo plazo.

Una vertiente novedosa pero actual que me gustaría añadir a las funciones del trabajador social, sería la ayuda a los usuarios a integrarse en las nuevas tecnologías y la formación en el correcto uso de ellas.

La controversia de las redes sociales es real, pero la posibilidad de generar una corriente positiva para el uso de estas y conseguir la realización de actividades saludables y de ayuda para nuestros socios tanto afectados como familiares puede ser un gran beneficio para todos.

Además, de la visibilidad que generan todo tipo de redes sociales y nuevas tecnologías para la reivindicación de los derechos y la eliminación del estigma social, un blog o las RRSS nos ofrece infinitas posibilidades para crear un canal de opinión, comunicación o crear comunidad con afectados, familiares y resto de la sociedad.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies