Historia de ABM

La Asociación Bipolar de Madrid, nació en noviembre del año 1995, del encuentro de dos mujeres, Luisa Garcimartín Molina e Inmaculada García Prat, que supieron ver la necesidad de  que el colectivo de afectados por el trastorno bipolar tuviera representación para hacer valer sus derechos y un espacio para mejorar su calidad de vida. Para ello, contaron con el apoyo y asesoramiento de la Asociación Bipolar de Cataluña (ABC), convirtiéndose ABM en la primera asociación para el trastorno bipolar en Madrid y la segunda en España.

Nuestro agradecimiento también al Hospital San Miguel de Madrid y especialmente a su trabajadora social, que se brindaron en esos primeros momentos a prestarnos su ayuda para informar de la existencia de la asociación a los pacientes que se interesasen por ello.

En un principio, nos reuníamos los lunes en una cafetería de Madrid, a la que fueron llegando poco a poco personas interesadas en nuestro proyecto, que se convirtieron en los primeros socios. El espíritu que reinaba en aquellas reuniones era de entusiasmo por haber encontrado un espacio donde se entendía su problemática y se podía hablar de ella libremente.

En 1997, gestionamos y conseguimos en noviembre, que la comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Asuntos Sociales, nos cediera el uso del local del Centro de Rehabilitación Psicosocial de la calle Martínez Campos, 36, durante unas horas, miércoles y viernes.

Gracias a ello, pudimos contar con un espacio adecuado para realizar una de nuestras prioridades: facilitar información y orientación a las personas afectadas y a sus familiares, que se acercaban a ABM con un total desconocimiento sobre el trastorno bipolar, en la mayoría de los casos

También se pudieron iniciar actividades y los primeros grupos de autoayuda coordinados por profesionales que, de manera voluntaria, apoyaron el proyecto, colaborando generosamente para llevarlo a la práctica. Algunos de ellos continúan aún su labor en la asociación, constituyendo uno de los pilares de ABM, junto con los que, con la misma disposición, se han ido incorporando posteriormente.

En el año 2003, se produjo un punto de inflexión en el desarrollo de ABM. El periódico El País publicó una extensa entrevista realizada por Juan José Millas a la entonces presidenta Pilar García García, sobre el trastorno bipolar y la incidencia que había tenido en su vida. En él se facilitaba la dirección y teléfono de ABM y fue tal su repercusión, que llegamos a sentirnos desbordados. Nos concedieron el poder utilizar el local también los lunes y en ese año, se incrementó en cien el número de socios, lo que demuestra la importancia de enfrentarse al estigma y dar a conocer  públicamente la bipolaridad en primera persona para normalizarla; la necesidad de información y la capacidad de divulgación de la prensa.

Con el traslado al local de General Zabala, 14 en mayo del 2007, conseguimos una de nuestras metas, disponer de un espacio propio al que os invitamos a venir para conocernos, informaros y brindaros nuestra experiencia para ayudaros a lograr vuestros objetivos.

La Asociación Bipolar de Madrid continúa trabajando con el fin de conseguir el objetivo para el que se fundó hace 21 años: facilitar información y apoyo a todas las personas relacionadas con el trastorno bipolar y reivindicar sus derechos que deben ser los mismos que los del resto de la población.

Gracias a todos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies